Saltear al contenido principal
Menú

Nueva publicación de TNC con apoyo de HRI y otros socios

El Sistema Arrecifal Mesoamericano (SAM) es uno de los más grandes ecosistemas arrecifales coralinos en el mundo, que alberga una biodiversidad única y que provee bienes y servicios ecosistémicos fundamentales a casi dos millones de personas. Este ecosistema, y los bienes y servicios que proporciona, están en declive debido a una combinación de amenazas locales (destrucción del hábitat, prácticas de pesca no sustentables,
rápido crecimiento turístico, especies invasoras y contaminación) y globales (cambios en el clima y la química del océano).

Las Zonas de Recuperación (ZR), son áreas del océano que están protegidas contra todas las actividades extractivas y destructivas, y pueden reducir las amenazas locales y ser una herramienta poderosa para el manejo pesquero, la conservación de la biodiversidad y de adaptación ante los cambios en el clima y la química del océano, pero únicamente si son bien diseñadas y manejadas. A la fecha, cada uno de los cuatro países con jurisdicción sobre el SAM (Belice, Guatemala, Honduras y México) ha utilizado diferentes enfoques para diseñar e implementar sus propias redes de Áreas Marinas Protegidas (AMP), incluyendo las ZR. Hasta ahora, más de un 50% del territorio costero-marino del SAM está protegido dentro de AMP, pero solo un 3.11% como ZR.

Portada Principios ZRP

Volver arriba